Rummy Básico

Los juegos de Rummy aparecieron por primera vez a principios del siglo XX, y probablemente derivan del juego mexicano Conquian. Desde esta página se describe el rummy básico, también conocido en la literatura de juegos de cartas como Straight Rummy. Para otros tipos de rummy y juegos relacionados, consulta la página del índice de rummy juegosdecartas.pro. Ten en cuenta que mucha gente utiliza el nombre Rummy para referirse al juego llamado Rummy 500 en esta página, en el que se puede tomar más de una carta del montón de descarte, y se puntúa por las cartas combinadas.

Rummy básico.

Se juega mejor con dos o cuatro jugadores, pero pueden participar hasta seis. Se juega con un número fijo de partidas o con un objetivo de puntuación. El número de manos o la puntuación objetivo deben acordarse antes de empezar a jugar.

La baraja.

Se utiliza una baraja estándar de 52 cartas. Las cartas de cada palo se clasifican de menor a mayor:

As 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Jota-Reina-Rey

El reparto de cartas.

El primer repartidor se elige al azar, y el turno de repartir se alterna si hay dos jugadores, y rota en el sentido de las agujas del reloj si hay más de dos.

En una partida de dos jugadores, cada uno recibe una mano de diez cartas. Se reparten siete cartas a cada uno si hay tres o cuatro jugadores, y cuando juegan cinco o seis cada jugador recibe seis cartas.

Las cartas se reparten de una en una y, tras el reparto, la siguiente carta se coloca boca arriba sobre la mesa para iniciar el montón de descartes, y el resto del mazo se coloca boca abajo a su lado para formar la pila. Los jugadores miran y clasifican sus cartas.

Objetivo del juego.

El objetivo del juego es deshacerse de todas las cartas de tu mano. Hay tres formas de deshacerse de las cartas: fusionar, descartar y desechar.

  • Fusionar es tomar una combinación de cartas de tu mano y colocarla boca arriba en la mesa, donde se queda. Hay dos tipos de combinaciones que se pueden combinar: secuencias (también conocidas como tiradas) y grupos (también conocidos como conjuntos o libros).
    – Una secuencia o racha consiste en tres o más cartas del mismo palo en orden consecutivo, como club4, club5, club6 o corazón8, corazón9, corazón10, corazónJ.
    – Un grupo, conjunto o libro son tres o cuatro cartas del mismo rango, como diamante7, corazón7, pala7.
  • Descartarse es añadir una o varias cartas de tu mano a una combinación que ya está en la mesa. Las cartas añadidas a una combinación deben formar otra combinación válida. Por ejemplo, al club4, club5, club6 puedes añadir el club3 o el club7. No está permitido reorganizar las combinaciones en el proceso. Por ejemplo, si se han juntado el club2, el corazón2, el diamante2, la pala2 y la pala3, la pala4, la pala5, no está permitido mover la pala2 del grupo a la secuencia, para descartar la palaA.
  • Descartar es jugar una carta de tu mano encima del montón de descartes. Te deshaces de una carta de esta manera al final de cada turno.

Cómo se juega al Rummy Básico?

Si hay dos jugadores, se alternan los turnos empezando por el que no reparte. Si hay más de dos jugadores, se turnan en el sentido de las agujas del reloj, empezando por el jugador a la izquierda del que reparte.

Cada turno consta de las siguientes partes:

  • El robo: Debes comenzar tomando una carta de la parte superior de la pila de acciones o de la carta superior de la pila de descartes, y añadirla a tu mano. La pila de descartes está boca arriba, por lo que puedes ver de antemano lo que vas a coger. La pila de descarte está boca abajo, por lo que si eliges robar de la pila no ves la carta hasta después de haberte comprometido a cogerla. Si robas de la pila, añades la carta a tu mano sin mostrarla a los demás jugadores.
  • Fusión: Si tienes un grupo o secuencia válida en tu mano, puedes poner una de esas combinaciones boca arriba en la mesa delante de ti. No puedes combinar más de una combinación en un mismo turno (pero consulta las reglas de la casa). La combinación es opcional; no estás obligado a combinar sólo porque puedas hacerlo.
  • Desplazamiento: Esto también es opcional. Si lo deseas, puedes añadir cartas a grupos o secuencias previamente combinadas por ti o por otros. No hay límite en el número de cartas que un jugador puede descartar en un turno.
  • El descarte: Al final de tu turno, debes descartar una carta de tu mano y colocarla en la parte superior del montón de descartes boca arriba. Si has comenzado tu turno levantando la carta superior del montón de descartes, no puedes terminar ese turno descartando la misma carta, dejando el montón sin cambios – debes descartar una carta diferente. Sin embargo, puedes recoger el descarte en un turno y descartar esa misma carta en un turno posterior. Si robas una carta de la pila, puedes descartarla en el mismo turno si lo deseas.

Si la pila de descarte se ha agotado y el siguiente jugador no quiere tomar el descarte, se da la vuelta a la pila de descarte, sin barajar, para formar una nueva pila, y el juego continúa – pero véase la sección de variaciones para una discusión de alternativas y problemas que pueden surgir.

Un jugador gana una mano individual al fundir, deshacerse o descartar todas sus cartas. Deshacerse de su última carta de una de estas maneras se llama salir. En cuanto alguien sale, el juego cesa. No puede haber más combinaciones o descartes, incluso si los otros jugadores tienen combinaciones válidas en sus manos.

Video de demostración.

Puntuación en el Rummy Básico.

Cuando un jugador se retira, los demás jugadores suman el valor de todas las cartas que quedan en sus manos, de la siguiente manera:

  • Las cartas de cara (K,Q,J) valen 10 puntos cada una.
  • Los ases valen 1 punto cada uno.
  • Las cartas numéricas valen su valor nominal; por ejemplo, un seis vale 6 puntos, un cuatro 4 puntos, etc.
  • El valor total de todas las cartas en las manos de los otros jugadores se añade a la puntuación acumulada del ganador.

El juego continúa con más repartos hasta que un jugador alcance el objetivo de puntos que se decidió antes de empezar la partida, o hasta que se haya jugado el número acordado de repartos.

Reglas del Rummy opcionales de la casa.

Estas reglas opcionales deben ser discutidas y decididas por los jugadores antes del comienzo del primer reparto.

Multiples fusiones.

Algunas personas juegan a que se pueden colocar tantas combinaciones como se desee en cada turno.
La mayoría de la gente permite que un jugador que no haya fundido o descartado ninguna carta anteriormente gane una bonificación especial si puede salir en un solo turno fundiendo o descartando toda su mano. A esto se le llama ir al rummy, y la puntuación de la mano se duplica, o en algunas versiones el ganador obtiene una bonificación de 10 puntos.

Desplazamiento.

Algunos juegan a que no se puede descartar ninguna carta en las combinaciones de otros jugadores hasta que se haya descartado al menos una combinación propia.

As alto o bajo.

En el juego estándar, los ases son bajos. A-2-3 es una jugada válida, pero Q-K-A no lo es. Sin embargo, algunos juegan que los ases pueden contarse como altos o bajos, de modo que Q-K-A también es una jugada válida. Cuando se juega con esta regla, a los ases se les da el valor más alto de 15 puntos en lugar de 1 punto, lo que refleja su mayor utilidad.

Algunos jugadores van más allá y permiten las jugadas «a la vuelta de la esquina» con un as en el medio (K-A-2), pero esto es inusual.

Último descarte.

Algunas personas juegan que para salir, debes terminar tu turno descartando tu última carta. No se permite fundir todas las cartas, sin dejar nada para descartar.

Fin de las existencias.

Algunos juegan a que cuando la reserva se ha agotado y el siguiente jugador no quiere el descarte, se baraja la pila de descarte antes de reutilizarla como reserva. Esta es la versión que se da ahora en la mayoría de los libros. Si no se baraja, los jugadores que puedan memorizar el orden de las cartas en la pila de descarte tendrán una clara ventaja.

Es posible, aunque muy improbable, que se produzca una situación repetitiva en la que cada jugador se quede con las cartas que quieren los demás. Cada jugador roba de la pila y descarta la carta que acaba de robar. En este caso, reciclar la pila de descartes como una nueva pila, barajada o no, no servirá de nada. Si los jugadores son testarudos, la partida podría ser interminable.

Para evitar esto, puede ser una buena idea limitar el número de veces que la pila de descartes puede ser reutilizada como una nueva acción. Sugiero que después de que la reserva se agote por tercera vez, la partida termine si el siguiente jugador no quiere tomar el descarte. Como alternativa, se puede acordar que la pila de descartes se reutilice sólo una vez y que el juego termine cuando la reserva se agote por segunda vez.

En la versión conocida como Block Rummy, la pila de descarte no se reutiliza en absoluto. Si la pila se ha agotado y el siguiente jugador no quiere tomar el descarte, el juego termina en ese momento. Cada uno puntúa el valor de las cartas que le quedan en la mano.

Si la partida termina sin que nadie salga, todos los jugadores cuentan el valor de las cartas que quedan en sus manos. El ganador es el jugador con menos puntos, y anota la suma de las diferencias entre esto y los puntos de la mano de cada uno de los otros jugadores. Ejemplo: A tiene 6; B tiene 15; C tiene 7; D tiene 21. A es el ganador y puntúa 25 = (9 + 1 + 15). Si dos o más jugadores empatan en la posición más baja, se reparten las ganancias a partes iguales.

Los jugadores pueden, en su turno, contar el número de cartas que quedan en la pila boca abajo si lo desean. Como cortesía (para evitar que los demás tengan que contar también), el jugador que cuente la pila debe anunciar correctamente a los demás jugadores cuántas cartas de la pila quedan.

Puntuación.

Algunos juegan que en lugar de que el ganador se anote puntos, cada uno de los perdedores se anota puntos de penalización según las cartas que le queden en la mano. Si el juego termina sin un ganador, todos anotan sus cartas como puntos de penalización. Cuando alguien llega a 100 o más, el jugador con la menor puntuación gana.

Algunos juegan a que cada perdedor pague al ganador según el número de puntos que tenga en su mano (o la diferencia entre su puntuación y la del ganador, si nadie salió). Este método es apropiado cuando se juega por dinero. La sesión duraría un número determinado de manos en lugar de jugarse hasta una puntuación objetivo.

Wrotham Rummy

Daryl Brown describe la siguiente variante pagada en Wrotham, Kent, Reino Unido. Se utiliza una baraja de 55 cartas, incluyendo tres comodines que se utilizan como cartas de comodín. Un comodín puede utilizarse como sustituto de cualquier carta necesaria para formar un conjunto o una racha. El jugador que tiene la carta que representa un comodín fundido puede, durante su turno, cambiar la carta real por el comodín.

Se juegan seis repartos. Se reparten ocho cartas al jugador inicial y siete a cada uno de los demás jugadores. En el primer turno, el jugador inicial no roba, sino que sólo descarta una carta (o combina y descarta). En las tres primeras rondas los jugadores combinan y se descartan como de costumbre, pero en las tres últimas rondas los jugadores no pueden combinar ninguna carta hasta que puedan descartarse de las siete de una vez.


Otros Juegos de Cartas.

Deja un comentario